Anatomía del calamar

La anatomía de un calamar es muy interesante. Lo primero que notará es que son simétricos a lo largo de la longitud de sus cuerpos, esto les permite moverse con facilidad.

La cabeza de un calamar es diferente a cualquier otra criatura marítima, es mucho más grande que el cuerpo, plana y voluminosa. El tamaño y la forma varía dependiendo de la especie de calamar de la que hablemos.

calamar 6Un calamar cuenta con ocho brazos que tienen ventosas en toda su longitud. También cuentan con dos tentáculos. Mucha gente asume que los brazos están en el lado equivocado, esto se debe a que asumen la aleta en el extremo como la cabeza, sin embargo, esta se encuentra cerca de los brazos y tentáculos.
El manto es de la cavidad del cuerpo de un calamar que los ayuda a protegerse y conservar los nutrientes.

El sistema digestivo es muy complejo. La comida se acumula en el estómago y luego es llevada a lo que se conoce como el ciego, de ahí se mueve hacia el hígado y luego es absorbido por el cuerpo.

Es muy interesante descubrir que el calamar tiene tres corazones. Uno funciona para hacer circular la sangre por el cuerpo y los otros dos dan suministro de sangre a las branquias.

La boca del calamar es muy pequeña, tiene forma de pico. También tienen dos ojos para ver lo que está sucediendo a su alrededor. El calamar también tiene un cerebro de tamaño muy grande en comparación con su tamaño corporal.
Utilizan una variedad de sentidos, por ejemplo, el tacto. También tienen receptores en su cuerpo que los hacen muy sensibles al gusto. Se cree que tienen una capacidad de sabor que es unas 1.000 veces superior a la mayoría de los seres humanos.

Mientras que los calamares son ciegos al color, tienen una vista excelente. Son capaces de ver tanto en la superficie como en regiones más profundas, de día y de noche, en un rango de 360 ​​grados.

Su sentido del olfato también es muy bueno, lo logran mediante el uso de pozos y glándulas que se encuentran por debajo de sus ojos.

La anatomía general de los calamares es diferente de otros tipos de criaturas que se encuentran en el agua, sin embargo, como se puede ver funciona bastante bien para ellos. Su supervivencia en el agua depende de su anatomía única. Ellos han ido evolucionando en el transcurso del tiempo con el fin de seguir siendo parte de nuestro mundo.

El estudio de la anatomía del calamar permite a los investigadores averiguar más sobre su proceso de evolución y a entender sus mecanismos de supervivencia.